Salud

Leche crecimiento: Consejo del día para alimentar a tu hijo

Como todos buenos padres sabemos que la mejor alimentación que se le puede dar a nuestros hijos es la leche materna que brinda la madre incluso antes del nacimiento del niño, pero muchas veces esto no es posible y debemos acudir a las diferentes leches infantiles que tenemos en el mercado y aunque tenemos muchas marcas siempre es conveniente acudir a nuestro médico de cabecera para que nos pueda recetar la adecuada para nuestro hijo.

En este post hablaremos un poco sobre las leches crecimiento Novalac, así al momento de visitar a tu pediatra puedas tener una idea de la leche infantil que deseas para que tu hijo complemente su alimentación con los mejores nutrientes y minerales.

Gracias a que hoy en día existe mucho la comida chatarra y se la comercializa de manera normal en cada esquina, es posible que los niños no lleven una correcta alimentación. Muchas de las veces es culpa del trabajo de los padres y la falta de tiempo para preparar una comida sana en casa y por ende se trata de que los niños, que son conocidos como el futuro se desarrollen de forma normal llevando una buena alimentación.

Novalac la mejor opción para los niños

En cuento a leche crecimiento se refiere, en Novalac contamos con la mejor, conocida como Novalac Premium 3 que está diseñada para los niños entre 1-3 años de edad y forma parte de una dieta sana y equilibrada. Mientras tu hijo va creciendo sus necesidades irán cambiando por ende debemos estar siempre pendiente de que la leche crecimiento que le estamos proporcionando sea la correcta en todos los aspectos.

Las necesidades nutricionales de los pequeños del hogar estarán cubiertos al 100% con las leches infantiles Novalac, aunque debemos tomar en cuenta que esto solo es un complemento y por nada del mundo se debe sustituir la comida casera por un biberón de leches Novalac.

De ser posible se recomienda que su niño ingiera 500ml diarios de leche como parte de una dieta sana y equilibrada, pues así recomiendan los médicos especialistas en la rama de la pediatría. Se puede preparar frio o calienta en cualquier hora del día, y si lo prefiere puede gozar de un acompañante como cereales o postres lácteos.

No olvides que antes cualquier decisión debes consultar primero que nada con el médico de cabecera, pues será el quien decida lo que es mejor para tu hijo.